«

»

Ene 31

Como desarrollar una personalidad estable

Puede parecer un poco complicado entrar en este constante cuestionamiento, pero la verdad es que todas las personas a lo largo de sus vidas adquieren comportamientos, ideales, e infinitas formas de pensar que poco a poco conforman la personalidad de cada persona. Es evidente en el contacto social que podemos diferenciar a unas personas de otras por sus acciones, sus pensamientos, su interacción con el entorno o consigo mismo; esto nos hace a cada uno ‘quienes somos’. Incluso podemos encontrar que, en un grupo de individuos con gustos e intereses similares, sean o no denominados con algún típico y usual tag, mientras convivan y compartan actividades, se desarrolla un fenómeno de personalidades idénticas, es decir, que dependiendo del tiempo que éstas convivan y de las actividades que realicen, afectan a cada uno de sus individuos de la misma forma, lo que puede terminar en una asimilación muy característica de personalidades.

Consejos para formar tu propia personalidad

Muchas veces sentimos que vamos en contra de nosotros mismos, que estamos haciendo algo que quizás algunos días atrás sentirías que jamás harías; estamos en cierta forma atentando contra nuestra individualidad y no hacemos caso a ese subconsciente que a su manera nos está dando su opinión.

Es importante entender que lo que te hace feliz es algo personal, ante cada situación de la vida podemos evadir cualquier decisión con la que no estamos del todo convencidos o conformes e incluso tomarlas si es lo que nos hará sentirnos bien, pero siempre debemos estar al tanto de lo que nos hará sentirnos personalmente llenos y conformes. Hacer las cosas solo porque a los demás les gustaría no implica que esto te vaya a gustar a ti, y esto afecta tu individualidad; tu personalidad está siendo amenazada por agentes externos y tu autenticidad es reducida.

No permitas que tus decisiones sean tomadas por los demás, de ésta forma estarás cada vez más cerca de formar tu personalidad sin que nada ni nadie se incumba en tus asuntos.