«

»

Jun 28

Cómo trabajar con tus amigos sin dañar la relación

Toda la vida se ha dicho que el dinero no es amigo de nadie, por lo que montar un negocio junto a una persona con la que tienes un vínculo de amistad, pareja o familia podría ser un grave problema. Resulta que muchas veces esto no es como se pinta, por lo que te quiero recomendar algunos consejos a tomar en cuenta para que no dañes tu relación en caso de querer emprender junto a un amigo o amiga.

Consejos o recomendaciones para trabajar con tus amigos

  • El trabajo no es gratuito, por lo que siempre debes cobrar por lo que haces. A pesar de la amistad, las personas suelen aprovecharse de ello y eso es rentable para ti, por otro lado al principio puede que cumplas pero luego debido a la falta de dinero, harás el trabajo de mala calidad y solo lograrás empeorar la relación. Ni tu debes aceptar trabajar gratis ni tu amigo debería permitir que lo hagas. En todo caso podrías ofrecer algún descuento o ponerse de acuerdo (los tratos se firman en papel, no lo olvides) para aumentar las ganancias en caso de éxito.
  • No entres en proyectos en los que no tienes fé o están mal planteados, es un riesgo para ambos. Selecciona un proyecto que de verdad le veas futuro, si algo no te gusta comentaselo, al final se supone que son amigos.
  • Tengan metas en común, no sean individualistas y aprovechan esa relación de amistad para tener objetivos similares con su nuevo proyecto.
  • No juntes la amistad con el trabajo, a pesar de que exista un vínculo de hace años deben tenerse mucho respeto y cumplir sus obligaciones.
  • La relación de amistad les ha brindado la capacidad de comunicarse, no lo olviden. Manténgase en comunicación y hablen de lo que sienten o piensan, sin manipulaciones.