«

»

Jul 28

Consejos para empezar el día viviendo en una Ciudad

Para todos los citadinos y más para los nuevos empezar a vivir en una ciudad grande puede ser bastante estresante. Tener que recortar las horas de sueño para no perder el subterráneo a la hora adecuada, tener listo el desayuno antes de dejar el piso, acicalarse antes de partir a el día de trabajo entre otros ‘males’ de vivir en una comunidad grande. Te traemos algunos consejos para que puedas ignorar el estrés inducido por las simples tareas necesarias.

Meditación antes de descansar

 

Está comprobado científicamente que, la meditación es un método indiscutible para relajar el cuerpo antes de cualquier actividad, incluso dormir. Meditar durante unos treinta-veinte minutos antes de caer en los brazos de Morfeo te ayudará a aprovechar un sueño profundo y tranquilo para empezar el día de una manera fresca y relajada. Hay muchos tipos de meditación, desde el punto de vista tanto científico como espiritual, pero aquí te recomendamos el método de mindfulness que, se centra en trabajar en agrandar la consciencia que posees, adaptandote al cualquier lugar en el que estés, aceptando las cosas que te suceden por las razones que son y no confundirlas con sentimientos, y mucho más podrás aprender con exponentes del método como Sam Harris un filósofo neurocientífico estado unidense.

Disfrutar el tiempo libre

Sacarle el máximo provecho a tu tiempo libre con actividades recreativas te quitará un peso de encima, no tendrás que sentir jamás un pesimismo terrible por sentirte esclavo a un sistema existente, sin embargo, ignorable para la mayoría de las personas que viven dentro de una gran metrópolis. Asegúrate de crear un itinerario y administrar bien tu tiempo para no dejar espacios en blancos dónde puedes ser inundado de nuevo por la responsabilidad del mañana y así sentirte ligero al empezar de nuevo.