«

»

Sep 05

Los médicos expertos en Cirugía plástica Sabadell salvaron la vida de Carlos

La cirugía plástica Sabadell sigue salvando vidas. Hoy ha sido el pequeño Carlos quien ha sido operado en el Institut Catalá de la Salut por médicos expertos en cirugía plástica los cuáles le han salvado la vida. El pequeño se vió envuelto en un accidente de tráfico, y aunque salió vivo del trágico suceso, por desgracia, sus miembros y su cara salieron muy mal parados del mismo, y si no se realizaba una operación de urgencia los perdería todos casi con total seguridad, lo que causaría una posible defunción y un fallecimiento posterior al accidente de Carlos, echando por tierra toda la “suerte” que había tenido al salir vivo de un accidente fatal de tal magnitud. Rápidamente se llamó al Dr. Fabrizio Moscatiello y a su equipo de expertos en cirugía plástica, los cuáles no son solamente los mejores en toda Cataluña y Barcelona, sino también en toda la península, y una eminencia a nivel internacional, un logro que muy pocas empresas de cirugía plástica han conseguido.

La cirugía plástica del Dr. Fabrizio Moscatiello es famosa en Sabadell y toda la península

El trabajo de cirujano plástico es uno de los mejor pagados en la sociedad actualmente, en parte por lo dificultoso del mismo y en otra gran medida gracias a las personas, las cuáles buscan retocar su cuerpo a cualquier precio con la única finalidad de sentirse mejor consigo mismos. Sin embargos, cuando surge un problema de esta magnitud, donde está en riesgo la vida de un niño pequeño como Carlos, la seguridad social cubre todos los gastos de la operación de cirugía plástica, por lo que los padres estuvieron esperanzados al saber que sería el equipo de trabajo de cirugía plástica Sabadell aquellos que se encargarían de realizar la operación a su hijo; algo que les tranquilizó.

El resultado final es excepcional, y apenas unas pocas señales en la cara tras la operación de cirugía plástica en Sabadell son las únicas marcas que quedan en el rostro de este jóven el cual fue brutalmente atropellado, y los miembros tanto superiores como inferiores pudieron salvarse. Por lo que las secuelas se redujeron enormemente y, una vez más, el equipo encargado de la cirugía plástica Sabadell salvó una vida.