«

Ene 31

¿Sientes que no puedes manejar tu soledad?

Podemos decir que la soledad es un problema de todos, se genera como un sentimiento de vacío en nuestro interior que a veces suele provocar un desequilibrio emocional en el individuo, ¿pero que provoca este sentimiento? Es probable que tengas una rutina establecida en tu día a día, que frecuentes a las mismas personas varias veces por semana, que visites a tu familia con regularidad, e incluso tengas encuentros sociales frecuentes en tu día a día. Pero esto no implica mucho en el asunto del sentimiento de soledad, la mayoría de las personas cuando se sienten solas no están al tanto de que el problema en cuestión no es la soledad del todo.

Aspectos que provocan este sentimiento y cómo controlarlos

Entre las razones que se pueden predecir por las que un individuo encuentre frustración o depresión a causa de su soledad, está la sensación de abandono, de que ciertas personas con las que solía tener buenos momentos han estado ausentándose temporal o permanentemente de sus vidas. Sea cual sea la persona, su ausencia genera un estrés casi imperceptible, pues la mayoría no comprende su causa, pero está en el día a día del individuo que aún no se acostumbra al cambio que se ha fluctuado en su vida, toma tiempo acostumbrarse, pero la costumbre es el mejor remedio para el sentimiento de abandono. También podemos encontrar que los individuos no se sienten solos por literalmente estarlo, por decirlo de alguna forma.

La mayoría de las personas que se encuentran luchando contra la soledad, realmente no lo están, viven a diario acompañados de colegas de trabajo o familiares, compañeros de clases e incluso alguna pareja; pero esto no incumbe en el individuo cuando éste está aislado. Es importante entender que el sentimiento de soledad no es un efecto dañino en nuestra estabilidad emocional, es más un camino duro que es necesario recorrer para no sentir miedo de nuestra propia compañía. Mi último consejo es que recurras a intereses personales cuando tengas tiempo libre, dedícate a leer ese libro que siempre quisiste leer, o incluso prueba tus vocaciones, seguro encontrarás muchas cosas más productivas que aportarán a no sentirte solo incluso contigo mismo.